5 Razones por las que correr tiene similitud con las Ventas


Soy un corredor aficionado. Actualmente entreno casi todos los días.  Pueden pasar muchas cosas mientras estás corriendo. El otro día, empecé a pensar en las similitudes entre entrenar y las ventas como profesión.


La perseverancia es la clave.
Correr  como yo lo hago para estar en forma física y mentalmente  bien siempre es un desafío. De hecho el clima ideal no existe cuando vives en esta ciudad. Soportar condiciones climáticas que me hacen  sentir que se me  hiela el cerebro a calores de verano que el cuerpo se inunda de agua. Para perseverar, debes renunciar al hecho de que será difícil. Una vez que lo aceptes, puedes encontrar algún tipo de consuelo en el ritmo de tus pies en el pavimento.

Las ventas son difíciles. Una vez que te des cuenta de que una determinada porción de las 80-100 llamadas que haces hoy puede que no te salgan bien, comenzarás a celebrar las que sí sale bien.



Si no desarrollas  los hábitos adecuados, tendrá un rendimiento inferior.
Tienes que estar en forma para correr. Y no solo desarrollas tu forma física en los momentos en que corres. Hay muchos otros factores que pueden afectar el entrenamiento. ¿Me mantengo hidratado antes, durante y después de mi carrera? ¿Estuve entrenando lo suficiente esta semana? ¿Se están recuperando mis músculos rápidamente después de una carrera? ¿Cómo afecta mi dieta a mi carrera? ¿Estoy dedicando suficiente tiempo al entrenamiento de fuerza para prevenir lesiones? Los pequeños hábitos pueden hacer una gran diferencia cuando se trata de correr.

Ser un vendedor exitoso exige ciertos hábitos. Debe estar atento a la actualización de su base de datos de contactos, debe mantenerse organizado, debe ser táctico sobre dónde y cómo pasa su tiempo, debe considerar el seguimiento adecuado con sus clientes o clientes potenciales, etc. El éxito llega cuando usted se toma  el tiempo para comprometerse con los hábitos aparentemente "pequeños".

Exceder tu objetivo no significa que puedas dejar de entrenar.
Me gusta competir contra mí mismo. Como la mayoría de los que corremos, siempre estoy buscando un registro personal que supere la distancia anterior y dedico tiempo a celebrar una vez que lo hago. Imagínese si levantara las manos en el aire y dijera: "Bueno, ya terminé. Cumplí mi objetivo”. Solo porque logré mi objetivo no significa que haya terminado de luchar por un mejor momento. De hecho, solo me da más combustible para seguir avanzando.

Es lo mismo en ventas. Ganas esa gran venta y puedes astronómicamente superar tu objetivo de ingresos. ¿Pero te detienes ahí? Espero que no. Una vez que obtienes esa gran victoria, no mueves tus pulgares en tu escritorio por el resto del día. Levantas ese teléfono y sigues marcando. Tu motivación está en su punto más alto y los clientes potenciales reconocerán el entusiasmo en tu voz. El éxito no viene de ganar un gran cliente. Proviene de ganar varios clientes que tienen un gran impacto en tu negocio.

Debe probar nuevas estrategias y métodos para sobresalir.
Los mejores maratonistas en este mundo tienen un régimen de entrenamiento increíblemente intenso. Corren más de 150 km. a la semana (algunos más que otros) y dedican mucho más tiempo a cuidar sus cuerpos de otras maneras. ¿Crees que corren cada kilómetro al mismo ritmo, día tras día? De ninguna manera. Correr más rápido significa entrenar más rápido. Dedicas tiempo a diferentes entrenamientos a diferentes ritmos para darle a tus piernas muchos engranajes que te llevarán a través de la carrera. Y si no estás progresivamente acelerando o cumpliendo tus objetivos, puedes detenerte y reconsiderar tu entrenamiento. ¿Son tus carreras "fáciles",  "demasiado rápidas"? ¿Te ayudaría un nuevo coach a alcanzar tus objetivos? Cada persona es diferente y su cuerpo responde a ciertos estímulos de manera diferente que otros corredores. ¡Cambialo!

Como Dan Pink discutió en To Sell Is Human, ser vendedor en los años 1950 al 2000 era drásticamente diferente de serlo hoy. Las estrategias que funcionaron entonces pueden no funcionen  hoy. En ventas, debes estar constantemente pensando en lo que funciona y lo que no. Tal vez necesites presentarte de manera diferente por teléfono para que tu cliente potencial comprenda claramente por qué estás llamando y cómo puedes ayudarlos. Tal vez necesites cambiar la forma en que respondes esa consulta por correo electrónico. Si una determinada estrategia o método no produce resultados, ¡cámbialo!

Es un esfuerzo independiente, pero eso no significa que estés solo.
Correr puede ser un esfuerzo solitario. Estás presionando para alcanzar objetivos personales y pasas mucho tiempo corriendo en solitario. Pero hay formas de convertirte en un corredor "socialmente activo", si y cuando quieres puede serlo. Activa tu red social y comunícate con otras personas que puedan estar interesadas en correr con tu. Soy un corredor solitario. Me encanta correr solo y rara vez corro con otros. Pero he encontrado otras formas de crear un "equipo" de corredores a mí alrededor. Interactúo con corredores en las redes sociales constantemente; La charla social demuestra que no soy el único que se entrena para estar bien. Es muy motivador.

Incluso si tienes tus propios objetivos de ventas personales y, al final del día, tu éxito depende de tus propios hábitos y comportamientos, no estás solo. Puede encontrar formas de terminar su día e interactuar con otros vendedores de tu empresa. La camaradería de un equipo de ventas puede ser realmente poderosa, especialmente cuando todos se motivan mutuamente.

Como puede ver, correr es muy parecido a vender  5 días a la semana, día tras día. Ambos dependen de la perseverancia, el desarrollo de hábitos adecuados, el esfuerzo por superar tus objetivos, probar nuevas estrategias y métodos, y encontrar un sentido de comunidad en tu propio trabajo personal.

Si eres un vendedor y estás leyendo esto y todavía no te he convencido de que te conviertas en corredor, entonces no he hecho mi trabajo. Supongo que tendré que seguir vendiéndote la idea.

William James es famoso por decir: "La mayoría de las personas nunca corren lo suficientemente lejos en su primer intento y no  descubren que existe un segundo intento". Creo que esto se aplica tanto a un aficionado a correr como yo  como a una mentalidad de ventas positiva.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Regla 80/20 de la escucha activa

7 Maneras de ser mejores en la Prospección

¿Cuándo se sientes vencidos la mayoría de los vendedores?